26 de febrero de 1996

El Presidente Alvaro Arzú Irigoyen, llevó a cabo una visita oficial de Estado, a fin de sostener conversaciones privadas con el doctor Ernesto Zedillo Ponce de León y llevar a cabo la suscripción de diversos acuerdos, así como de un comunicado conjunto.

Ceremonia de Bienvenida

En el acto, se pronunció de la siguiente manera:

Excelentísimo señor Alvaro Arzú Irigoyen, Presidente de la República de Guatemala;

Excelentísima señora Patricia Escobar Daltón de Arzú;

Honorables miembros de la comitiva del señor Presidente Arzú;

Señoras y señores:

México recibe hoy con especial alegría al Primer Mandatario de una nación vecina y hermana, querida y respetada: México recibe hoy con emoción a Alvaro Arzú Irigoyen, Presidente de la República de Guatemala.

México se siente profundamente honrado por la decisión del Presidente Arzú, de que su primera visita de Estado sea a nuestro país.

Nos complace muy señaladamente recibirlo acompañado de su distinguida esposa y de su importante comitiva.

Los mexicanos estamos decididos a traducir nuestra contigüidad geográfica con Guatemala en una relación siempre clara y siempre respetuosa, siempre abierta y siempre fructífera.

Estamos conscientes de que nuestra frontera nos hermana. Nos alienta subrayar nuestras coincidencias. Nos estimula a unir nuestras fuerzas y capacidades para superar problemas y desafíos comunes.

Sabemos que estos son los sentimientos que se deben dos naciones vecinas que aspiran a desplegar su amistad y su cooperación. Los mexicanos queremos que nuestra convivencia sea ejemplo de vecindad leal, transparente y de confianza mutua que se deben las naciones soberanas en el mundo de hoy.

Su presencia en México, señor Presidente, es testimonio de que compartimos la voluntad política de consolidar esa convivencia, esa vecindad, esa amistad entrañable y provechosa.

México está resuelto a establecer una asociación privilegiada con los países de América Central, que refleje la madurez y responda al rico potencial de los nexos entre nuestros pueblos.

México aspira a ser un socio comprometido y un amigo respetuoso de cada una de las naciones de Centroamérica, y nuestra amistad y nuestra asociación comienza con el pueblo y el Gobierno de Guatemala.

Por la profundidad de sus afinidades y la amplitud de sus intereses comunes, México y Guatemala están llamados a desempeñar un papel más activo para que esta nueva asociación se exprese en programas y acciones concretas que contribuyan al desarrollo de todas las naciones de la zona.

Los mexicanos seguimos con profundo interés las importantes reformas estructurales que su gobierno ha planteado para impulsar un desarrollo firme y equitativo en su país. Deseamos que los firmes propósitos de concordia y unidad nacional, de consolidación de la vida democrática y avance económico que usted se ha trazado alcancen una plena realización.

México estará al lado de sus hermanos guatemaltecos para respaldar esos esfuerzos. De ahí, que a solicitud de su gobierno, México seguirá ofreciendo su decidido apoyo y su más respetuoso auspicio al proceso para la entera y definitiva pacificación de Guatemala. Lo hacemos convencidos de que los esfuerzos en favor de la paz, la concordia y la unidad son indispensables para coadyuvar a la estabilidad y al bienestar a uno y otro lado de la frontera.

Los desafíos que plantea el mundo de hoy, hacen necesario redoblar nuestros esfuerzos para alcanzar la plena integración regional. En el umbral de un nuevo siglo, la integración debe contribuir al desarrollo de nuestros países, y a una inserción más provechosa de la región en el contexto global.

Por eso, reafirmamos nuestro beneplácito ante la decisión de reactivar las negociaciones para la conclusión del Tratado de Libre Comercio entre México y las naciones centroamericanas.

Este instrumento dotará a nuestros intercambios de mayor dinamismo y certidumbre. Estrechará nuestros vínculos productivos y multiplicará las oportunidades en beneficio de nuestros hombres y mujeres.

México está trabajando para perfeccionar y llevar a la práctica con celeridad los proyectos de desarrollo fronterizo que interesan a nuestros países, y que reclaman una constante atención.

Una frontera rica en inversiones y enmarcada en el contexto de cooperación que nuestros gobiernos se proponen, será fuente de seguridad y oportunidades para sus pobladores, y será también el símbolo de la fraternidad y el entendimiento entre nuestras naciones.

Nos identifica y nos une la determinación de combatir firme y permanentemente el narcotráfico. Compartimos la conciencia y la convicción de que la gravedad de este fenómeno exige una estrategia integral, no la acción solitaria; exige la suma de voluntades, no la recriminación; exige el esfuerzo coordinado, no la imputación a otros de responsabilidades que todos debemos asumir.

En el reconocimiento de la responsabilidad de cada país, y en el cumplimiento de la tarea que a cada uno compete, está el único ejemplo genuino. En la cooperación fundada, en la confianza y el respeto a la soberanía nacional está la más eficaz lucha contra el narcotráfico.

De ahí, que hoy debemos concentrar nuestro esfuerzo en el cumplimiento de la tarea, y en la concertación de una cooperación firme y selectiva.

Señor Presidente:

Entre mexicanos y guatemaltecos hay un antiguo conocimiento mutuo y una profunda simpatía recíproca. Nos apreciamos y nos respetamos. Nos admiramos y nos procuramos.

Luis Cardoza y Aragón, guatemalteco querido y admirado en México, decía "que la patria se lleva consigo en la memoria y en la imaginación; se cultiva y se recrea en cada recuerdo y en cada palabra, en cada gesto y en cada acto".

Con su presencia y su mensaje de amistad, usted nos recuerda que mexicanos y guatemaltecos llevamos siempre con nosotros el orgullo por la patria, su belleza, el vigor de su lengua, la riqueza de su colorido y tradiciones, la imagen perenne de la calidez y la solidaridad de su gente.

Los mexicanos reconocemos en usted esas virtudes, que apreciamos y admiramos en un país hermoso y entrañable, de un pueblo vecino y amigo, de una nación respetada y querida.

Por eso, a nombre del pueblo y el Gobierno de México, doy a usted, a su distinguida esposa y a los miembros de su comitiva, la más cordial bienvenida a nuestro país.

En el salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos, los Presidentes de México y la República de Guatemala firmaron diversos acuerdos y una Declaración Conjunta.

En líneas posteriores se presentan las diversas intervenciones llevadas a cabo en dicho acto:

Moderador: señoras y señores, se encuentra con nosotros el ciudadano doctor Ernesto Zedillo Ponce de León, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, acompañado del Excelentísimo señor Alvaro Arzú Irigoyen, Presidente de la República de Guatemala.

Señoras y señores:

A continuación se procederá a la firma del Tratado de Cooperación entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de la República de Guatemala, sobre Asistencia Jurídica Mutua. Lo suscriben, por México, el ciudadano Subprocurador Jurídico, Rafael Estrada Sámano; por Guatemala, el ciudadano Ministro de Relaciones Exteriores, Eduardo Stein Barilla. Por medio de este Tratado las partes se comprometen a prestarse asistencia mutua en materia penal, con objeto de prevenir, investigar y perseguir delitos o cualquier otro procedimiento penal que deriven de hechos que estén dentro de la competencia o jurisdicción de la parte requirente, y en relación con procedimientos conexos relativos a las conductas criminales.

Se firma también el Tratado entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de la República de Guatemala, sobre Cumplimiento de Sentencias Penales. Lo suscriben, por México, el Subprocurador Jurídico, Rafael Estrada Sámano; por Guatemala, el Ministro de Relaciones Exteriores, Eduardo Stein Barilla. Las partes se comprometen a concederse la cooperación más amplia en materia de cumplimiento de sentencias penales, de personas condenadas a privación de libertad o a medidas de seguridad, con el fin de facilitar la readaptación de los reos, permitiéndoles que cumplan sus condenas en el país del cual son nacionales.

De igual manera, se firmará el Acuerdo de Cooperación en Materia de Seguridad Radiológica entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos, el Subsecretario de Políticas y Desarrollo de Energéticos, Jorge Eduardo Navarrete López; por Guatemala, el Ministro de Relaciones Exteriores, Eduardo Stein Barrilla. Este Acuerdo prevé la cooperación en diversos campos de la seguridad radiológica referentes al uso pacífico de la energía nuclear que las partes consideren de mutuo interés. Esta cooperación se realizará a través de formación y capacitación de personal científico y técnico, intercambio de expertos, de profesores para cursos y seminarios y suministro recíproco de materiales y servicios, entre otros.

Se firma también el Acuerdo para Facilitar la Operación del Servicio de Autotransportes de Turismo Internacional entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de la República de Guatemala. Lo suscriben, por México, el Subsecretario de Transporte, Aarón Dychter Poltolarek; por Guatemala, el Ministro de Relaciones Exteriores, Eduardo Stein Barrilla. Este Acuerdo busca apoyar la mayor liberación posible de las políticas en materia de transporte dentro de sus respectivos marcos jurídicos y establecer las condiciones sobre la facilitación de servicios de autotransporte de turismo internacional entre ambas partes para incrementar los flujos turísticos por autobús, en beneficio de sus economías, así como para estrechar los vínculos históricos y culturales que unen a México y a Guatemala.

Ahora, el ciudadano José Angel Gurría Treviño, Secretario de Relaciones Exteriores, hará un resumen de la Declaración Conjunta emanada de la visita de Estado, y que será suscrita por el ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y por el Excelentísimo señor Presidente de la República de Guatemala.

Licenciado José Angel Gurría Treviño, Secretario de Relaciones Exteriores de México: señores Presidentes, además del detalle de las actividades muy intensas, por cierto, que desempeñó el señor Presidente Arzú durante el fin de semana, en una variedad de reuniones con grupos de inversionistas y del sector privado en México, la Declaración Conjunta se refiere a la recién celebrada reunión en San José de Costa Rica, de la llamada Tuxtla II entre México y los Mandatarios de Centroamérica, Panamá y Belice, así como al Plan de Acción que se emitió en esa ocasión se expresa un apoyo a dicho documento, se habla también en el Comunicado sobre la importancia que se le atribuye al proceso de negociaciones para procurar la paz en Guatemala y al hecho de que México ha ratificado el ofrecimiento de ser sede de esas negociaciones, además de ser miembro del Grupo de Amigos que coadyuvan con el mediador de Naciones Unidas en ese objetivo.

Se habló del tema de los refugiados guatemaltecos en el Sureste mexicano y de la forma de facilitar su repatriación; de la cooperación contra el narcotráfico y la farmacodependencia, como una prioridad de ambos países, así como en materia de asistencia jurídica mutua y ejecución de sentencias penales que acaban de ser motivo de la suscripción de convenios específicos. Ambos Mandatarios apoyan la iniciativa de la celebración de la Cumbre Mundial sobre Drogas propuesta por México para poder tratar a nivel internacional este fenómeno.

También se hace referencia a la Conferencia Regional de Migración que se realizará en Puebla el 13 y 14 de marzo próximos, para tratar ese tema, asunto particularmente importante para los países por tener frontera común y, además, por trabajar juntos en el tema los migrantes de nuestros países hacia la frontera Norte de México en todos los casos, con plena observancia de sus derechos humanos, independientemente de su calidad migratoria.

El tema de la frontera, fue motivo de gran énfasis, obviamente, tanto en términos de los objetivos de desarrollo de la zona, como por tratarlo como un área en donde se pueden hacer esfuerzos de coordinación y mejoramiento a través de la constitución de mecanismos de enlace bilaterales, que serían creados a partir de esta fecha, en particular, a partir de Ciudad Hidalgo-Tecún-Umán, para tener canales de comunicación institucionales, que permitan hacerle frente a los incidentes que surjan sin tener que recurrir a las capitales y poder tomar decisiones, insisto, para lo cual tendrán autoridad los cónsules respectivos.

Se crea además, un grupo de alto nivel para trabajar juntos, como decíamos, en la protección de compatriotas de los dos países en la frontera Norte.

Se decidió suprimir las visas diplomáticas y oficiales, para lo cual habrá las formalidades del caso.

Y en materia de programas de desarrollo sostenible y poblaciones fronterizas en particular, se subraya la cooperación entre la Secretaría de Desarrollo Social y el SEGEPLAN de Guatemala, con una serie de ciudades que fueron designadas en la zona fronteriza y una serie de proyectos específicos a la luz de la tregua, por parte de Guatemala, del proyecto ejecutivo y de las propuestas específicas para que se atienda este tema en la materia.

De mayor o de gran importancia es el tema del puente de Tecúm-Umán-Ciudad Hidalgo. Un puente que se hace cada vez más necesario para desahogar el tránsito vehicular de bienes y servicios, y personas de México hacia Guatemala y al resto de Centroamérica, y viceversa y la voluntad de poder desahogar ese asunto a la brevedad posible.

El apoyo de México a la Alianza para el Desarrollo Sostenible de los Países de Centroamérica, Belice y Panamá; así como el apoyo para la consolidación y puesta en marcha de la Asociación de Estados del Caribe, a la cual pertenecen ambos países.

El apoyo, igualmente, para que se cumpla con el calendario, definido por los Jefes de Estado y de Gobierno de la Cumbre de las Américas para la consolidación e integración hemisférica.

Quisiéramos subrayar, señores Presidentes, señoras y señores: son de gran importancia los acuerdos que se tomaron en materia de comercio e integración, en donde además de apoyar la voluntad de los gobiernos, expresada en Tuxtla II, respecto de la reanudación del proceso de negociaciones para un Tratado de Libre Comercio e Inversión entre México y Guatemala, El Salvador y Honduras, a la brevedad posible.

También el hecho de que se ratificó la decisión de los gobiernos de prorrogar hasta junio de 1997, el Acuerdo de Alcance Parcial vigente, pero ampliando el listado de los productos cubiertos de un poco menos de 300 a mil fracciones arancelarias con base en la propuesta presentada por México hace un tiempo y en las pláticas que para el efecto se tuvieron.

Se acordará el listado definitivo para ser incorporado en el décimo protocolo modificatorio de dicho acuerdo que deberá suscribirse antes del 17 de mayo de este año.

Igualmente se acordó que dentro de los próximos 45 días se forme una comisión respecto de la Comisión Administradora del Acuerdo, se le dotaría de funciones de ventanilla única, con objeto de poder tratar ahí todos los casos que pudieran surgir.

Esto, dada la ampliación de la lista, verán ustedes que es de una gran importancia y también por la voluntad de seguir trabajando hacia los acuerdos de libre comercio.

Por otro lado, señores Presidentes, con objeto de incrementar los flujos comerciales entre México y Guatemala, los gobiernos acordaron promover entre sus industrias azucareras el uso del Programa de Importación Temporal para producir artículos de exportación de México, establecido en el Decreto del 3 de mayo de 1990, y modificado el 11 de mayo de 1995 y reafirmar la decisión de que en el uso del Programa no existan obstáculos innecesarios.

Por otro lado, se enfatizó el hecho de que pronto se celebrará del 18 al 21 de junio en Cancún el Foro para el Desarrollo de Oportunidades Empresariales en el Caribe, a la luz de la pertenencia de ambos países a la Asociación de Estados del Caribe. Ambos países promoverán la participación de sus sectores privados ahí. La intensificación de los esfuerzos para usar los fondos disponibles en el Banco Centroamericano, para proyectos de desarrollo derivados del acuerdo de San José en el caso de Guatemala.

En materia de cooperación de energía: avanzar en el proyecto de interconexión eléctrica, un proyecto largamente anhelado por todos los países del área, y también en lo que se refiere al proyecto de electrificación de poblados fronterizos en que están trabajando la Comisión Federal de Electricidad, la Secretaría de Energía de México y las autoridades guatemaltecas.

Otros temas y otras áreas, donde se definió que habría cooperación en proyectos específicos, son hidrocarburos, explotación, exploración, transformación, transporte, almacenamiento, comercialización, seguridad industrial y las cosas relativas al medio ambiente en manejo de hidrocarburos.

También, señores Presidentes, el hecho de que se dio instrucciones a las dependencias respectivas con objeto de que se haga una evaluación y se ponga en marcha el Proyecto 1996-1997; de Cooperación Técnica.

Guatemala expresó, también, especial interés en la cooperación técnica en materia de modernización administrativa y otras de las áreas relevantes, en materia de cooperación, serían: desarrollo social, agricultura, salud y seguridad social, vivienda, protección civil, medio ambiente, recursos naturales y pesca, energía y minas, finanzas y política exterior. Una amplia gama de temas de cooperación.

Se dijo, además, que en un plazo inmediato, en un plazo menor de 60 días, se suscriba ya el Acuerdo de Educación a Distancia, entre México y los países de Centroamérica, Belice y Panamá que fue acordado en Tuxtla II y que es de especial interés para Guatemala.

Finalmente, se expresa la satisfacción de los señores Presidentes por la firma de los Acuerdos, que acabamos de presenciar en materia de asistencia técnica jurídica, intercambio de prisioneros para fines de cumplimiento de sentencias; el Acuerdo Radiológico y el Acuerdo de Autotransporte para fines turísticos.

Estos con los elementos fundamentales de la Declaración Conjunta, que suscribirían los señores Presidentes; lo haríamos a continuación y después solicitaríamos a los señores Presidentes que nos hicieran comentarios a este respecto.

Y, quisiéramos, ahora, solicitarle el uso de la palabra al señor Presidente de México, doctor Ernesto Zedillo Ponce de León.

El Presidente de México: señor Presidente de Guatemala, don Alvaro Arzú; distinguidos miembros de la Comitiva del señor Presidente Arzú; señoras y señores:

Quiero, de nuevo, expresar mi satisfacción personal y la de mi gobierno por recibir en nuestra patria a tan distinguido visitante.

Quiero subrayar el hecho, asimismo, de que para los mexicanos esta visita es muy importante. Es muy importante porque nos permite, de manera formal, comprometer con el Gobierno de Guatemala nuestro mayor interés; nuestro mayor esfuerzo para construir una relación fortalecida entre estas dos naciones hermanas: México y Guatemala.

Asimismo, quiero expresar mi satisfacción por los Acuerdos concretos a que hemos arribado durante la visita del señor Presidente Arzú, en diversos aspectos, y que ya han sido relatados suscintamente por el Canciller de México.

Quiero decirle, señor Presidente, que todos estos acuerdos en materia migratoria, en materia de desarrollo fronterizo, y señaladamente en materia comercial, son acuerdos muy importantes para México, y mucho nos compromete el que su ejecución sea en el futuro satisfactoria para ambos países.

Guatemala es una nación entrañable para los mexicanos. Guatemala es una nación vecina. Guatemala es una nación con la que México debe desarrollar una relación más intensa; pensamos en el interés de los mexicanos, pero también en el interés de nuestros hermanos guatemaltecos; y sé muy bien, señor Presidente, que durante nuestros mandatos lograremos fincar esa relación fortalecida; esa relación de respeto y de hermandad que nos debemos mexicanos y guatemaltecos. ¡Siempre sea usted bienvenido a nuestra patria, señor Presidente Arzú!

El Presidente de Guatemala: muchísimas gracias. Antes que nada quisiera agradecer el entusiasmo de las Comisiones Técnicas, de los Secretarios y Ministros de Estado, de ambos países, que pusieron un gran empeño, un gran esfuerzo, un enorme trabajo por lograr concluir satisfactoriamente para ambos países las conclusiones necesarias para ese intercambio comercial, ese apoyo que estoy seguro se va a concretar en hechos reales con la hermana República de México.

A usted, muchísimas gracias, señor Presidente Zedillo. Creo que hemos dado un paso muy importante hacia ese futuro promisorio que todos anhelamos, sobre todo los guatemaltecos, con un hermano mayor, que estamos seguros ve en nosotros un país amigo, un país con el que podemos conjuntar esfuerzos, con el que podemos estrechar lazos comerciales, vínculos de amistad, incluso más fuertes de los que han existido en el pasado, y del cual nosotros nos sentimos profundamente satisfechos.

Creo, señor Presidente, que para nosotros ha sido una gran experiencia; pero por sobre todo, el poder regresar a mi país a decirle a ese empresariado guatemalteco que tengan confianza; que podemos trabajar estrechamente, que podemos mejorar ambos países, sin obtener ventajas uno de otro, sino que por el contrario, tener un horizonte de futuro mejor que el que teníamos hace algunos años, y que nosotros estamos con la firme determinación de lograr.

Estamos conscientes que todavía tenemos problemas muy serios en nuestra patria; que estamos decididos a subsanar; uno de ellos el tema de la paz, que va por buen camino, gracias a esa gestión, a esa intermediación tan positiva y constructiva por parte del Gobierno mexicano, que ha sido un anfitrión excelente en las pláticas que hemos tenido y que gracias a ello, también nosotros estamos dando pasos firmes y ágiles para concretar, cuanto antes, ese proceso.

De manera que yo me siento muy complacido, señor Presidente, y muy agradecido con usted y la comisión de trabajo, que usted ha puesto a disposición para lograr que estos acuerdos sean verdaderamente efectivos y que pronto nosotros los podamos ver en la realidad.

Muchísimas gracias, señor Presidente.

A continuación se presenta el texto íntegro de la Declaración Conjunta:

DECLARACION CONJUNTA

Los Presidentes reafirmaron su compromiso de consolidar una asociación privilegiada entre los ocho países de la región Mexico-Centroamérica, con el propósito de contribuir decisivamente a la estabilidad, el desarrollo y el bienestar del área en su conjunto.

En ese contexto, los Mandatarios expresaron su especial satisfacción por la suscripción, el 16 de febrero de 1996, de la Declaración Conjunta de la Reunión de Jefes de Estado y de Gobierno de Centroamérica y México, en San José, Costa Rica, que reafirma la voluntad de los países signatarios de avanzar hacia la construcción de un destino común, con base en la herencia cultural e histórica compartida y en la pertenencia a una misma área geográfica.

En particular, los Presidentes reiteraron su compromiso con la consolidación de las instituciones democráticas y el Estado de Derecho y la articulación de consensos regionales en temas de interés común, tales como el fenómeno migratorio, el combate al narcotráfico y el tráfico ilegal de armas, así como la concertación de posiciones en los foros multilaterales para avanzar los intereses de la región. Reafirmaron, también, su voluntad de establecer una relación de socios en el ámbito del comercio y la inversión, así como en la promoción y el financiamiento del desarrollo, igualmente, reiteraron su decisión de intensificar la cooperación técnica, científica, educativa y cultural.

Asimismo, los Mandatarios se congratularon por la adopción del Plan de Acción y reiteraron su decidido compromiso de contribuir a la ejecución de las acciones acordadas para fortalecer los vínculos de cooperación regional en los ámbitos político, económico, comercial, financiero, científico, técnico, educativo y cultural entre los ocho países del área, con base en las prioridades de la Alianza para el Desarrollo Sostenible.

En ese espíritu de entendimiento y cooperación, el Presidente Alvaro Arzú conversó con el Presidente Ernesto Zedillo sobre los esfuerzos de su gobierno para crear condiciones favorables y dar un nuevo impulso a las negociaciones de paz. El Presidente de México manifestó a su homólogo guatemalteco un amplio reconocimiento por sus esfuerzos encaminados a la reconciliación nacional, y se congratuló por la reanudación de las negociaciones, los días 22 y 23 de febrero en curso, entre la Comisión de Paz del Gobierno de Guatemala y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca, (URNG). El Presidente de México reiteró, asimismo, el ofrecimiento de su gobierno para que las negociaciones se continúen celebrando en territorio nacional.

El Presidente Ernesto Zedillo ratificó la voluntad de México de continuar apoyando a las poblaciones de refugiados guatemaltecos y de favorecer el proceso de retorno voluntario. El Presidente Alvaro Arzú expresó su agradecimiento por la atención que México ha brindado a la población refugiada guatemalteca y reafirmó la voluntad del Gobierno de Guatemala de facilitar el retorno de forma voluntaria y digna.

Ambos Mandatarios reafirmaron la decisión de sus gobiernos de ampliar y profundizar su cooperación bilateral en la lucha contra el narcotráfico y la farmacodependencia. En ese sentido, expresaron el propósito de impulsar los trabajos del Comité Bilateral Guatemala-México de Cooperación para Combatir el Narcotráfico y la Farmacodependencia.

Manifestaron, igualmente, su satisfacción por la suscripción de los Tratados de Asistencia Jurídica Mutua y Ejecución de Sentencias Penales. Asimismo, instruyeron a las autoridades correspondientes para que concluyan a la brevedad posible, las negociaciones del Tratado de Extradición y del Tratado para la Devolución de Vehículos y Aeronaves Robados.

Los Presidentes reafirmaron su decisión política de impulsar la celebración de una Conferencia Mundial sobre el Tráfico de Drogas Ilícitas en 1998. En ese contexto, los Mandatarios destacaron la importancia de que en esa Conferencia el problema del narcotráfico se aborde con un enfoque integral que permita la adopción de medidas enérgicas contra el consumo, la producción, el tráfico ilícito de drogas, lavado de dinero, las organizaciones criminales de distribución, el tráfico ilegal de armas, el tráfico ilícito de precursores químicos y demás delitos conexos.

Los Presidentes de Guatemala y México coincidieron en señalar que la Conferencia Regional de Migración, a realizarse en Puebla, México, los días 13 y 14 de marzo de 1996, será el foro adecuado para la definición de nuevas fórmulas de cooperación que permitan atender adecuadamente, en la región, el fenómeno migratorio.

Ambos Mandatarios estuvieron de acuerdo en que el tratamiento del fenómeno requiere de un enfoque integral y objetivo sobre los orígenes, manifestaciones y efectos de la migración en la región, lo que coadyuvaría a contrarrestar las actitudes anti-inmigrantes y fortalecería las relaciones entre todos los estados participantes.

Asimismo, reconocieron el derecho soberano e interés legítimo de cada país para salvaguardar sus fronteras y aplicar sus leyes migratorias, con estricta observancia del respeto a los derechos humanos y garantías individuales de los migrantes, independientemente de su nacionalidad, raza, sexo o condición migratoria. Coincidieron, además, en la conveniencia de celebrar consultas previas a la adopción de medidas migratorias que afecten la relación bilateral. En este sentido, con pleno respeto a la soberanía nacional de cada país y en el marco de los arreglos jurídicos establecidos, convinieron en coordinar esfuerzos para combatir a las organizaciones criminales dedicadas al tráfico ilegal de migrantes.

Asimismo, los Mandatarios instruyeron a sus respectivas autoridades competentes para que convoquen a más tardar en abril próximo, una reunión del Grupo Binacional sobre Asuntos Migratorios. Reiteraron, además, la necesidad de avanzar en la negociación de un acuerdo sobre trabajadores agrícolas migrantes temporales e instruyeron a sus respectivos Ministros y Secretarios de Gobernación, Relaciones Exteriores y Trabajo para que en corto plazo, se establezca un marco jurídico apropiado para dichos trabajadores en México.

Los Presidentes coincidieron en la importancia de que las autoridades establecidas en la frontera común mantengan contactos directos, bajo la coordinación de ambas Cancillerías. En ese sentido, instruyeron a sus Cancilleres para que, en el corto plazo, se establezca el Mecanismo de Enlace Bilateral Guatemala-México de Autoridades en Frontera, en Tecún-Umán-Ciudad Hidalgo.

Al reafirmar el compromiso de sus gobiernos con la promoción del pleno respeto a los derechos humanos de los migrantes, ambos Presidentes expresaron su decisión de impulsar acciones conjuntas para defender los derechos humanos y laborales de sus connacionales en el exterior. Con ese propósito, instruyeron a sus Cancilleres para que integren, a la brevedad posible, el grupo de alto nivel encabezado por los respectivos Vicecancilleres, que se encagará de coordinar esfuerzos para la protección de sus connacionales migrantes.

Los Presidentes acordaron, además, instruir a sus Cancilleres a fin de que se inicie la negociación de un convenio de supresión de visas diplomáticas y oficiales con el propósito de que se suscriba en un plazo no mayor de 30 días. El Presidente Arzú expresó al Presidente Zedillo que su gobierno estudia diversas medidas para otorgar mayores facilidades al ingreso de turistas mexicanos a Guatemala.

En relación al Programa de Desarrollo Sostenible en las poblaciones fronterizas entre ambos países, los Mandatarios reconocieron los avances logrados e instruyeron a los coordinadores responsables del mismo, la Secretaría General del Consejo Nacional de Planificación Económica (SEGEPLAN) por Guatemala y la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) por parte de México, para que en un plazo menor de 60 días, establezcan conjuntamente el Plan de Acción que contenga la definición de las poblaciones que serán beneficiadas en una primera etapa con proyectos y acciones específicas, y den inicio a actividades de armonización a nivel local y determinen las alternativas de financiamiento e inversión para el desarrollo de los mismos.

En ese sentido, los Presidentes tomaron nota con satisfacción de la entrega por parte de Guatemala de su última versión del Programa citado, el cual identifica en el marco de los principios generales acordados, las actividades de inversión a desarrollar en el plazo inmediato.

Asimismo, reafirmaron su decisión política de promover las condiciones que propicien la realización del puerto fronterizo Tecún-Umán-Ciudad Hidalgo. Al respecto, el Presidente de Guatemala instruyó a las autoridades competentes guatemaltecas para que en el más breve plazo, lleven a cabo las gestiones necesarias para la realización de los estudios integrales de factibilidad, diseños finales y estudios de evaluación de impacto ambiental, previos a la ejecución de dicho proyecto.

El Presidente Zedillo reiteró el apoyo de su gobierno a la Alianza para el Desarrollo Sostenible (ALIDES), como estrategia regional de desarrollo integral de Centroamérica y reafirmó la voluntad de México de articular su oferta de cooperación con las prioridades establecidas por los países del istmo centroamericano, expresadas en la propia ALIDES.

Los Presidentes reconocieron la importancia que tiene la consolidación de la Asociación de Estados del Caribe para impulsar la integración, el diálogo y cooperación entre todos los Estados de la Cuenca. El Presidente Alvaro Arzú expresó la decisión de promover la pronta ratificación del Convenio Constitutivo de la AEC, por parte de Guatemala. Además, los Mandatarios manifestaron el compromiso de sus gobiernos de concertar posiciones, en el marco de la próxima reunión del Consejo de Ministros, con el propósito de impulsar acciones encaminadas al fortalecimiento de la Asociación.

Los Presidentes intercambiaron impresiones sobre la Cumbre de las Américas, reiterando el compromiso de sus gobiernos de apoyar la conclusión de las negociaciones encaminadas a conformar una zona de libre comercio en el hemisferio, a más tardar en el año 2005.

Los Presidentes destacaron la importancia del proceso de reestructuración del Sistema Económico Latinoamericano (SELA) y acordaron sumar esfuerzos para fortalecer los trabajos del organismo en los ámbitos de cooperación y de integración regional.

Ambos Mandatarios, en seguimiento de los acuerdos adoptados en la Reunión de Jefes de Estado y Gobierno de Centroamérica y México Tuxtla II, expresaron la voluntad de sus gobiernos de promover la reanudación del proceso de negociación para un Tratado de Libre Comercio e Inversión entre México y El Salvador, Guatemala y Honduras a la brevedad posible. Para facilitar el proceso de negociación, los Presidentes Arzú y Zedillo:

l. Ratificaron la decisión de sus gobiernos de prorrogar hasta junio de 1997, el Acuerdo de Alcance Parcial vigente entre Guatemala y México, ampliando el listado de los productos cubiertos a aproximadamente mil fracciones arancelarias con base en la propuesta presentada por México anteriormente. Para tales efectos se acordará el listado definitivo a ser incorporado en el X Protocolo Modificatorio de dicho Acuerdo que deberá suscribirse antes del día 17 de mayo de 1996.

2. Acordaron la instalación dentro de los próximos 45 días de la Comisión Administradora del Acuerdo, dotándola de funciones de Ventanilla Unica y atribuciones claramente definidas que permitan facilitar e impulsar efectivamente el comercio bilateral. Dicha comisión identificará los obstáculos innecesarios al comercio bilateral que pudiesen existir y en su caso, encontrará su solución en un periodo de 90 días.

Con el objetivo de incrementar los flujos comerciales entre Guatemala y México, ambos gobiernos acordaron promover entre sus industrias azucareras el uso del Programa de Importación Temporal para Producir Artículos de Exportación de México, establecido en el Decreto del 3 de mayo de 1990 y modificado el 11 de mayo de 1995. Asimismo, reafirmaron su decisión de que, en el uso de este Programa, no existan obstáculos innecesarios.

También, promoverán entre sus industrias azucareras el flujo de comercio a través del uso del Programa de Exportación Temporal de Azúcar de México establecido a partir del Decreto del 29 de diciembre de 1995.

Los Presidentes acordaron renovar y actualizar el Acuerdo de Cooperación entre el Ministerio de Economía de Guatemala, la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial y el Banco Nacional de Comercio Exterior de México, con el objeto de potencializar la cooperación en materia de inversión, comercio, información, capacitación y promoción. Se tratará con particular énfasis en el desarrollo de la oferta explotable de Guatemala hacia México. Para tal efecto, acordaron suscribir tal Acuerdo en los próximos 30 días.

El Presidente de México expresó al Presidente de Guatemala su interés de que empresarios guatemaltecos participen en el V Foro de Cancún, encuentro de negocios de América Latina y el Caribe que tendrá lugar en Cancún, Quintana Roo, del 18 al 21 de junio de 1996, cuyo propósito es el de promover el comercio y la inversión en la región.

Al comentar con el Presidente Zedillo el Convenio de Cooperación Financiera México-Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el Presidente Arzú manifestó su propósito de instruir a las autoridades competentes de Guatemala a intensificar en los próximos 70 días sus esfuerzos para identificar los proyectos de desarrollo de interés para su país, que puedan ser financiados con los recursos actualmente disponibles para ese objetivo.

Los Mandatarios convinieron en que se concluirá, durante el presente trimestre, la actualización del marco normativo para la cooperación bilateral en materia de energía, que data de 1988 y en definir un primer programa bienal de actividades conjuntas, que será revisado y complementado periódicamente.

Ambos Presidentes reiteraron la voluntad de sus gobiernos de avanzar en el proyecto de interconexión eléctrica. Al respecto, instruyeron a las autoridades de las instituciones involucradas de los dos países para que se reúnan en marzo de este año a efecto de definir los instrumentos marco bajo los cuales se impulsará la concreción de esta interconexión.

Asimismo, instruyeron a las entidades correspondientes para que se reactive el proyecto de electrificación de poblados fronterizos.

Los Mandatarios manifestaron su interés para que a corto plazo puedan existir alternativas de suministro de gas propano y otros combustibles, a través de asociaciones de entidades y empresas de los dos países. Al efecto, se celebrarán consultas en el curso del presente trimestre sobre la modernización en la comercialización de gas propano.

Dentro del marco de la cooperación en el sector de la energía, se dará prioridad al examen de las oportunidades de inversión y coinversión en el almacenamiento y comercialización de combustibles.

Al analizar los asuntos de cooperación técnica y científica, los Mandatarios manifestaron su satisfacción por las amplias y efectivas acciones realizadas en este campo entre ambos países, en el marco del Programa establecido sobre la materia para el periodo 1995-1997. Asimismo, por la colaboración que se efectúa en el marco de los acuerdos interinstitucionales suscritos en áreas específicas, lo que ha permitido fortalecer los lazos de amistad entre ambas naciones, coadyuvar a la definición de mecanismos e instrumentos para la superación de la pobreza, acelerar la transformación del Estado y fortalecer los programas de desarrollo social y productivo, en los que han participado activamente los sectores público y privado de ambos países. En este sentido, el Presidente Alvaro Arzú agradeció al Presidente Ernesto Zedillo la colaboración técnica otorgada por México para el desarrollo de los proyectos realizados.

Los Presidentes instruyeron a las autoridades competentes de cada país, la Secretaría General del Consejo Nacional de Planificación Económica (SEGEPLAN) de Guatemala y la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, para que antes de 60 días evalúen la situación de los proyectos en ejecución del Programa de Cooperación Técnica 1995-1997, definan las actividades a realizar y analicen nuevas iniciativas que se incorporen al mismo.

Los Presidentes acordaron impulsar la cooperación en las áreas prioritarias definidas por el Gobierno de Guatemala, estableciendo como la de mayor importancia la orientada a la modernización de la Administración Pública.

Otros campos de relevancia para el Gobierno de Guatemala son: desarrollo social, agricultura, salud y seguridad social; vivienda y desarrollo urbano; protección civil; medio ambiente, recursos naturales y pesca; turismo, comunicaciones y transportes; minería; finanzas y política exterior. En todos estos sectores, se buscará el desarrollo de la mujer partiendo el enfoque de género.

Por otra parte, los Mandatarios instruyeron a los responsables de los despachos de educación de sus gobiernos, para que en un plazo menor de 60 días, propicien con los demás Ministros del Ramo del Istmo Centroamericano, la concreción del Programa Regional de Educación a Distancia establecido en el punto XVI del Plan de Acción acordado recientemente en la Reunión Tuxtla II, celebrada en San José, Costa Rica.

Los Mandatarios instruyeron a las respectivas Cancillerías para que realicen las gestiones pertinentes a fin de agilizar la conclusión de los acuerdos que, en distintas materias, se encuentran pendientes entre ambos gobiernos. Expresaron, también, su especial satisfacción por la suscripción, en el marco de esta visita de estado, de los siguientes convenios:

Tratado de Cooperación entre el Gobierno de la República de Guatemala y el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos sobre Asistencia Jurídica Mutua.

Tratado entre el Gobierno de la República de Guatemala y el Gobierno de los Estados Mexicanos sobre Cumplimiento de Sentencias Penales.

Acuerdo de Cooperación en Materia de Seguridad Radiológica entre el Gobierno de la República de Guatemala y el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos.

Acuerdo para facilitar la Operación del Servicio de Autotransporte de Turismo Internacional entre el Gobierno de la República de Guatemala y el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos.

El Presidente Alvaro Arzú Irigoyen expresó su especial agradecimiento y el de los miembros de su comitiva por las muestras de amistad y atenciones de que fueron objeto por parte del pueblo y Gobierno de México durante su estancia en nuestro país.

México D.F., 26 de febrero de 1996.

ALVARO ENRIQUE ARZU IRIGOYEN
Presidente de la República
de Guatemala

ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEON
Presidente de los Estados Unidos
Mexicanos