Comunicado No. 2180
Palacio Nacional, 5 de mayo del año 2000.

La unidad, valor más importante de los mexicanos


Nuestra nacionalidad es más grande que nuestras fronteras y se vive intensamente en cada hombre y en cada mujer de origen mexicano, afirmó el presidente de la República, Ernesto Zedillo, durante la Ceremonia Conmemorativa del CXXXVIII Aniversario de la Batalla de Puebla.

La victoria del 5 de Mayo nos recuerda que la unidad es uno de los valores más importantes de los mexicanos; en torno a nuestros principios y valores comunes; y por encima de nuestras diferencias y con respeto a ella, subrayó.

Convocó a reafirmar la decisión de construir el México por el que Juárez y Zaragoza lucharon. "Un México soberano, libre e independiente; un México fuerte próspero y justo; un México democrático, donde todos nos respetemos, convivamos como hermanos y vivamos con dignidad", dijo.

El presidente Ernesto Zedillo, en compañía de su esposa, Nilda Patricia Velasco de Zedillo y de sus hijos, Nilda Patricia, Emiliano y Carlos, desde el balcón central de Palacio Nacional, presenció la escenificación de la Batalla del 5 de Mayo de 1862, entre el ejército mexicano y francés, a cargo de cadetes y alumnos de planteles de la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea, en la que se recordó cómo el general Ignacio Zaragoza encabezó las acciones para vencer a los invasores franceses. En esta representación participaron mil 742 elementos (un general, 4 jefes militares, 84 oficiales, mil 506 cadetes y 135 de tropa) y 155 caballos.

En el evento cívico, realizado por primera vez en la presente Administración en la Plaza de la Constitución, el presidente Ernesto Zedillo, acompañado de los secretarios de la Defensa Nacional, General Enrique Cervantes Aguirre; de Marina, Almirante José Ramón Lorenzo Franco; del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Genaro David Góngora Pimentel; y del jefe del Estado Mayor Presidencial, General Roberto Miranda Sánchez, izó la bandera monumental.

El Jefe de la Nación apuntó que la gesta heroica de Puebla mantiene viva en cada uno de nosotros la convicción y la responsabilidad de pertenecer a una patria libre y soberana; de ser parte de un pueblo que no se deja vencer por ninguna dificultad.

Recordó que el 5 de Mayo de 1862, las armas nacionales, bajo el mando del general Ignacio Zaragoza, escribieron una de las páginas más gloriosas de la historia; y defendiendo el derecho y la razón, en Puebla se reafirmó la voluntad invencible de mantener la independencia, la soberanía nacional y nuestras libertades.

Además, puntualizó que la victoria de Puebla representa la fuerza moral con la que el Gobierno de Don Benito Juárez, respaldado por el pueblo, demostró al mundo que los mexicanos están resueltos a ser siempre dueños de su destino; y nos "enseñó el camino para vivir en la libertad, en la democracia y en la República". También rindió homenaje al General Ignacio Zaragoza, quien supo responder con patriotismo y valor, lealtad y entrega cuando lo necesitó México.

Al término de la célebre batalla por órdenes del general Zaragoza, el General Felipe Berriozábal, dirigió a los soldados de México una proclama: "compañeros de armas, en un día de combate habeis compensado muchos meses de sufrimiento y la victoria ha coronado vuestros esfuerzos, las águilas francesas han atravesado el océano para venir a depositar como ofrenda al pie de la bandera mexicana sus laureles".

Así los soldados franceses arribaron a la Plaza por la calle de Pino Suárez, situada al sur, mientras los mexicanos lo hicieron procedentes de un costado de la Catedral Metropolitana en su confluencia con 5 de Mayo, para enfrentarse posteriormente, bajo los supuestos disparos de artillería, y otras armas de fuego.

Ahí se expresó que la Reforma y la Guerra de Intervención Francesa, tuvieron como marco la recia figura del presidente Don Benito Juárez, a quien por su patriotismo en defensa de la historia de México, el Congreso de Colombia lo declaró "Bien de la América".

Igualmente se recordó la participación del VI Batallón de la Guardia Nacional de Puebla, con el general Juan N. Méndez al frente de los guerreros Zacapoaxtlas y Xochiapulcos, que le correspondió recibir el embate del enemigo

Más tarde en el Fuerte de Loreto, el General Zaragoza ordenó que se realizara un envolvimiento que sorprendió el costado derecho de las columnas francesas que se replegaron y fueron perseguidas por los mexicanos, provocándoles severas bajas.

También, el presidente Zedillo observó el Desfile Conmemorativo al 138 aniversario de la Batalla de Puebla, en donde participaron delegaciones integradas por jóvenes de educación secundaria que destacaron por su excelencia académica y deportiva, que han sido ganadores de concursos de bandas de guerra y de eventos cívicos y culturales, de los 31 estados del país y del Distrito Federal.

Y, presenció la participación del contingente de 300 jóvenes de las Comunidades Mexicanas en Estados Unidos, de entre 16 y 17 años de edad, y del grupo de Xacapoaxtlas y Xochioapulcos; así como las evoluciones del Heroico Colegio Militar en la Plaza de la Constitución, de la Ciudad de México.

Al término del festejo cívico, el presidente Zedillo, su esposa Nilda Patricia Velasco de Zedillo y sus hijos Nilda Patricia, Emiliano y Carlos, recorrieron la exposición del escultor Juan Soriano, integrada por 10 esculturas gigantes, que se exhiben en el Jardín Botánico de Palacio Nacional.

Al salir de este lugar, el Primer Mandatario se encontró con integrantes de las delegaciones de los 31 estados de la República y la del Distrito Federal, conformada cada una por 146 jóvenes, así como el contingente de las Comunidades de Origen Mexicano en Estados Unidos, provenientes de Arizona, Sacramento, San Diego, San Francisco, San José, Colorado, Florida, Georgia, Illinois, Nueva York, Austin, Corpus Christi, Dallas, El Paso, Houston, San Antonio, Utah y Washington, quienes lo saludaron con gran alegría.

Los jóvenes recorrieron el Jardín Botánico de Palacio Nacional en donde se presenta la muestra escultórica de Juan Soriano; el Antiguo Salón de la Tesorería y los distintos salones y pasillos en donde se observan importantes murales de Diego Rivera.

Asistieron al evento representantes del Gabinete Legal y Ampliado, legisladores e invitados especiales.

 

-oooooo-